miércoles, 28 de noviembre de 2012

Dinamizando visualmente en TEDxMoncloa ( parte 2 )



Durante la dinámica planteé  el siguiente escenario. En tres paneles se trataba de conectar conceptos, ideas y sensaciones  sobre ese rumbo al hemisferio derecho.  Fue una dinámica abierta y voluntaria, diseñada sin roles  definidos y con una intención claramente experimental. El dibujo era la herramienta fundamental para esta  sesión conjunta de co- creación  y reflexión hacia el hemisferio derecho, hacia el modo de optimizar la creatividad en base a sinergias y experiencia.
En un primer panel dibujé un barco de perfil con algunas de sus características básicas. Velas, timón, proa, popa, etc. .  En este entorno nos planteamos como es el barco en que navegamos pero también en la misma analogía como es el mar en el que navegamos. El barco puede ser nuestra empresa, equipos, plataformas o modelo de negocio. EL mar es el entorno actual, las oportunidades y los riesgos que implican.  Cuando navegamos podemos encontrarnos con los temidos icebergs, con los vientos favorables o no, o con islas del tesoro y nuevos mundos por descubrir. Cada participante podía hacer dibujos o escribir en post it los mensajes relativos a ese mar y  a ese barco.
Al principio de estas dinámicas en las que no hay un papel repartido o un rol definido, los participantes se preguntan ¿Qué me piden? O ¿Qué quiere este tipo con una mesa llena de rotuladores y papeles sobre los que hacer algo? No es un rechazo en sí pero es un poco de miedo a hacer algo mal, o incluso un poco de ridículo. El dibujo engancha tanto como genera rechazo. Por un lado apetece coger los colores y tratar de aportar, pero por otro lado las personas adultas están convencidas de que no saben dibujar. Gran error en el caso del dibujo de conceptos.
En los paneles situados a su derecha, los participantes dibujaban y escribían sobre los motores de cambio de rumbo. 

La reflexión empezó a construirse de un modo conjunto. En poco tiempo, la  gente empezó a participar, a sentirse cómoda dibujando. Por mi parte colocaba cada idea en los paneles y luego las conectaba con las partes del barco, o con las partes del mar con las que se relacionaban. La conexión fue física, con hilos de color rojo. Esos hilos conectaron puntos, como decía Steve Jobs, “connecting Dots” 








Las ideas que tenían que ver con las decisiones, las conectaba con el timón. El trabajo en equipo, la actitud y las ganas de descubrir los AjÁ o momentos de lucidez (ver ponencia de Rosa García en el post anterior)
 

Las actitudes con las velas o el motor.Estar o querer llegar a un nirvana , conectado con nuestro jing y jang."peinar y cuidar cada día el hemisferio derecho" decía un post it, el primero que apareció.
 

Los puntos de vista con el vigía. Lo desconocido no es un punto negro, es una puerta abierta hacia el mañana.

Director y decisiones con el capitán. "Renuncia a tu experto haz más preguntas y da menos respuestas", "dejar lo viejo morir y lo nuevo nacer" "mar de oportunidades"

Los riesgos con el mar y sus  espécimenes, detectar las soluciones en los problemas y aportar granitos de arena , como una hormiga, aunque sea pequeño.

 En resumen Mucha gente participando y compartiendo ideas.

 
Conectamos el interior de la sala y las ponencias, con lo que los participantes traían de su día a día y su conocimiento. En definitiva una de las finalidades de este TEDxMoncloa, conectar lideres y conocimiento con tendencias y creatividad. En busca de todas las nuevas posibilidades que ofrece este espacio colaborativo. Personalmente es genial ver a gente que de entrada rechaza el dibujo como algo suyo, transformarse y sufrir un enganche positivo con el tema tratado desde el dibujo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario